Formación Vigo

5 consejos para hablar en público

Para algunas personas hablar en público es una parte más de su vida en la que ni siquiera piensan, pero para otras puede ser una pesadilla. Mucha gente tiene pavor a hablar en público, pero no siempre es algo que puedan evitar. Para todos aquellos que tienen una presentación pendiente y quieren bordarlo, les damos unos consejos sobre la mejor manera de proceder.

1. Prepáratelo muy bien. La mayoría de las veces la preparación es la parte más importante de una presentación y si conoces tu tema al dedillo irás mucho más seguro de ti mismo. El cómo lo prepares ya depende de cada uno, hay gente que prefiere apuntar un esquema y desarrollarlo sobre la marcha, gente que se aprende la presentación de memoria y otros que llevan el discurso escrito y lo van leyendo (esta última es la que menos te aconsejamos, porque tienes que tener mucha soltura para ir leyendo y que no lo parezca, no es algo que debas hacer al empezar a hablar en público). También tienes que contar con el tiempo que tienes, pasarte o no llegar hará que te pongas nervioso.

2. Usa las manos. Muchas veces al hablar en público no sabemos qué hacer con las manos y eso puede dañar nuestra confianza. Puedes usar algo que te ayude, como sujetar un boli, pero ten cuidado, no puedes hacer ruido con él o usarlo de manera que distraiga de tu argumentación. En ocasiones esto es un arma de doble filoCursos online Vigo, úsalo con moderación.

3. Sé ameno. Debes contar una historia, si el público está interesado en lo que les estás contando (y tu actitud y energía también influirán en su interés) tú te sentirás cada vez más cómodo. No hay nada que te dé más tranquilidad que ver como el público está interesado, y responde positivamente a lo que les estás contando, tu confianza se incrementará mucho.

4. Si usas powerpoint que sea como ayuda visual a lo que dices, no pongas mucho texto porque la gente se pondrá leer el powerpoint y no hará caso de lo que dices. En este caso pasa lo contrario a lo que decimos en el punto anterior, pocas cosas bajan más la moral que ver que el público no te hace caso.

5. Intenta divertirte. No hace falta que estés pensando en todo esto junto, pero, si puedes elegir, empieza con temas que te apasionen y conozcas mucho, porque te ayudará a sentirte más seguro y poco a poco irás conociendo tus debilidades y fortalezas y corrigiendo las primeras y potenciando las segundas. Piensa que el truco está en que, te sientas como te sientas, el público solo vea lo que tú quieres que vea y si tú estás disfrutando, ellos también lo harán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *